Berenjenas rellenas

Para empezar el año os traigo una de mis recetas favoritas (y que ha hecho llorar a mi marido en diversas ocasiones) que acompaña el estreno del restyling del blog. Le he querido dar más frescura y color a Barcelona Flavours. El fondo quiere evocar a los azulejos de las casas del Eixample, que son parte de la identidad de Barcelona y que tanto me recuerdan a mi abuela. Y el logo handmade quiere aportar más informalidad y cercanía, que al final es lo que siento al escribir.

En fin, ¡espero que os guste el cambio! Y volviendo a la receta… es una receta que requiere cierto tiempo para que quede suave y jugosa pero es una apuesta segura, y buena manera de introducir verduras a los peques.

berenjena rellena2 ed

Las berenjenas rellenas pueden resultar un plato único completo, ya que aportan verduras (berenjena, cebolla y tomate), hidratos de carbono (bechamel), proteínas (carne) y es rica en calcio (leche y queso). Según como se cocine el aporte de grasa puede ser demasiado si habéis empezado el año “a dieta”, pero la podéis hacer sin bechamel y gratinarla con un poco de pan rallado.

berenjena rellena ed

INGREDIENTES (2 personas):

  • 2 berenjenas
  • 1 cebolla de Figueras
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • 140 g de carne picada (ternera por ejemplo)
  • Queso rallado4 cucharadas soperas de queso emmenthal rallado
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Para la Bechamel :

  • 250 ml de leche
  • 15 g de mantequilla
  • 15 g de harina
  • Sal

berenjena rellena3 ed

ELABORACIÓN:

Cuece las berenjenas enteras y limpias al horno, precalentado a 180º, durante unos 20’. Luego las partes por la mitad longitudinalmente, las vacías con mucho cuidado de no romper la piel, reservas la pulpa y colocas la piel en una fuente para el horno.

Saltea la carne picada en una paella con el fuego fuerte y 30 ml de aceite de oliva virgen. Muy poco tiempo, se trata de darle un poco de color (luego ya se acabará de cocer), la retiras y en el mismo aceite, sofríes la cebolla a fuego lento. Añádele sal para facilitar el efecto sudado y que la cebolla quede más tierna. Cuando esté transparente incorporas la berenjena cortadita muy fina, una pizca de sal y lo sofríes unos 10-15 minutos más removiendo de vez en cuando. Vierte las 4 cucharadas de tomate y la carne, subes un pelín el fuego y lo cueces unos 3 minutos envolviendo constantemente.

Por otro lado preparas la bechamel: calientas la mantequilla en una cazuela hasta que empieza a freír. Le añades la harina y remueves hasta que se haya incorporado bien y coja un color un poquito tostado, baja el fuego al mínimo, ahora es el momento de añadir la leche poco a poco, y si está hirviendo mejor, y remueves con unas varillas sin parar hasta que te quede la consistencia deseada y sin grumos. Añade sal al gusto.

Añade un par de cucharadas de bechamel al relleno para que quede más cremoso. Con la ayuda de dos cucharas, rellena cuidadosamente la piel de la berenjena. Cúbrelo de bechamel y queso rallado. Antes de servir, lo gratinas unos 10’ a 250º.

berenjena rellena4 ed