Menú equilibrado para el verano

Hoy, por petición popular, os he preparado un completo, variado, saludable y riquísimo, un menú equilibrado para el verano.

food revolution

Y ¿qué significa equilibrado? Simplemente que contiene todos los nutrientes que nuestro organismo necesita en las proporciones adecuadas. Es decir:

  • Rico en verduras (tienen que estar presentes tanto en la comida como en la cena, como plato principal, guarnición o ingrediente).
  • Moderado en hidratos de carbono, aunque también deben estar presentes en el desayuno, comida y cena (id alternando entre, pasta, arroz, patata, pan y ¡no os olvidéis las legumbres!)
  • Tomad más pescado que carne. De entre los pescados, 2 o 3 días pescado azul, y de entre las carnes, más blancas que rojas.
  • 2 o 3 raciones de fruta al día.
  • 2 raciones de lácticos al día.
  • Cocinad siempre con aceite de oliva virgen y que predominen las cocciones suaves como la plancha, el horno, papillote, vapor…
  • Bebed 2 litros de agua al día.

Tened en cuenta que no hablo de un menú para adelgazar, sino para mantener un peso saludable, aunque si alguno de vosotros está haciendo una dieta muy desequilibrada, posiblemente éste menú le servirá para perder algo de peso.

Aquí tenéis mi propuesta, si algo no os gusta, intentad cambiarlo por otro alimento del mismo grupo.

menu equilibrado

Y recordad que para tener un cuerpo y una mente sanos el ejercicio también es imprescindible. Así que ya no tenéis excusa, ¡a cuidarse!

Ah! Aquí tenéis un vídeo que hicimos con Sticsa y el restaurante Dos Torres el año pasado para promocionar la dieta Mediterránea, ¡la más saludable del mundo!

 

¡La vuelta al táper!

Se han acabado las vacaciones y tenemos que organizarnos otra vez para la rutina diaria. Cada vez hay más personas, que por falta de tiempo y para ahorrar, comen en la oficina. La forma más equilibrada de comer en el trabajo es prepararse un táper, pero requiere cierta programación previa.

Además, este año, los coles ofrecen la posibilidad que nuestros hijos se lleven su propia comida. Cabe saber, por un lado, que los colegios tienen la obligación de tener menús supervisados por nutricionistas, con lo que se puede asegurar un correcto EQUILIBRIO en ese sentido para los pequeños. Por otro lado, está la EDUCACIÓN nutricional que reciben en la escuela, ¿qué pasará a partir de ahora? Los alumnos se sentarán a comer y cada uno estará tomando alimentos distintos. ¿No creéis que esta situación pueda provocar comparaciones, envidias y demás…? Como nutricionistas creemos que es positivo que los niños vean a todo el grupo alimentarse del mismo modo. En el colegio aprenden a comer de todo, toman recetas diferentes, introducen alimentos nuevos que no consumen habitualmente en casa, y a los que suelen estar más acostumbrados. En el entorno escolar tienen que aparcar sus manías y preferencias porque no tienen otra opción, y esto también es parte de su educación. Pero en fin, lo bueno es que es una alternativa que cada familia puede elegir.

La propuesta de menú que os vamos a presentar es válida para toda la familia, solo debéis tener en cuenta la cantidad que tenéis que preparar.

La teoría del TÁPER NUTRICIONALMENTE PERFECTO es que debe estar formado, como mínimo, por 3 grupos de alimentos: VERDURAS (ya sea cruda, tipo ensalada o cocida), HIDRATOS DE CARBONO (pasta, arroz, legumbres, patata, pan) y PROTEÍNA (carne, pescado y huevos). De esta combinación pueden salir infinidad de recetas, lo más práctico, son los tipo “plato único”, aunque ahora podemos encontrar modelos de tápers con divisiones, otros que cierran con rosca (para llevarte sopas o cremas), o cómodas carteras isotérmicas para llevar más de un táper, como por ejemplo el de Tatay, que te abren un abanico de posibilidades. Para llevar un equilibrio nutricional también es importante la variedad a lo largo de la semana, y complementarlo bien con las cenas. Por ejemplo, si a mediodía has tomado carne, por la noche mejor cena pescado, o si has tomado yogur de postre, por la noche come fruta…

Así que, a la práctica, planificarte el menú de la semana con antelación es básico para conseguir la máxima variedad,  no agobiarse demasiado y tener la compra más controlada. Para tener los HIDRATOS DE CARBONO listos, te aconsejamos que tengas siempre conservas de legumbres; el día que hiervas pasta o arroz haz más cantidad y guarda el resto para preparar los tápers. Para la parte PROTEICA son útiles las conservas de atún, el salmón ahumado, los palitos de cangrejo o el jamón o pavo cocido. Y para las VERDURAS, las bolsas de lechugas limpias y cortadas o los tomates cherry te irán muy bien para preparar ensaladas a toda velocidad.

A modo de postre o entre horas, llévate una fruta o un yogurt. Piensa que a lo largo del día se aconseja tomar 2 piezas de fruta y 2 yogures. Combínalos como más te apetezca.

Os proponemos un menú ejemplo de una semana:

 

Disfrutar de vuestros mediodías en la oficina ;) y ¡contarnos qué os habéis preparado!